NKN_08681-e1437454264464

El sábado inicia una nueva aventura para los Rieleros de Aguascalientes dentro de la Liga Mexicana de Béisbol, el “playball” para la temporada 2016 se cantará como visitantes en el Estadio Revolución de Torreón.

La que será la temporada 33 para la novena ferrocarrilera dentro del circuito veraniego de pelota será un reto muy particular para el club comenzando desde el diamante y hasta las oficinas. En 2012 el béisbol profesional regresó a tierras aguascalentenses por la puerta grande teniendo una temporada de ensueño que culminó con el campeonato de la Zona Norte y con una muy honrosa derrota en siete juegos en la Serie del Rey (serie Final así nombrada por la LMB), tras el júbilo provocado en nuestra tierra por ese equipo dirigido entonces por Enrique “Che” Reyes el equipo fue adquirido de José Maíz García, ya desde hace rato dueño de los Sultanes de Monterrey, por empresarios locales que desde entonces son los altos mandos de la franquicia.

Tres campañas ha estado el equipo bajo los propietarios hidrocálidos y pronto se han dado cuenta que no es fácil construir un club ganador dentro de una liga que históricamente ha sido dominada por las franquicias que se encuentran en los mercados más grandes del país y que se han establecido como las 3 más consentidas por la liga, llámese Diablos, Tigres y Sultanes. Desde que ingresara al circuito la franquicia de Aguascalientes en 1975 se han jugado 40 series finales, de las cuales 28 de ellas han contado con al menos uno de éstos tres equipos y en la última década se ha mostrado aún más dicho dominio, 8 de las últimas 10 finales ha tenido a alguno de los tres mencionados y en 6 ocasiones el campeonato ha quedado con Tigres, el México o con Sultanes.

Ante dicho mando de los tres grandes y con dos de ellos dentro de la misma Zona que Aguascalientes se podría decir que prácticamente Rieleros se ha visto obligado a pelear por solo 2 boletos a la postemporada, asumiendo la casi automática clasificación de Diablos y Sultanes en la Zona Norte, y pese a que el equipo se ha ido acercando al objetivo conforme han ido transcurrido las últimas temporadas aún no ha podido lograr el objetivo la actual directiva. Después de que en 2012 fuera el mejor porcentaje de victorias del equipo desde 1986 los últimos 3 años se ha permanecido por debajo de .500, sumado 159 victorias por 177 derrotas para un porcentaje de .472 en dicho lapso y tomando de paso una racha de tres temporadas de forma consecutiva sin poder ganar el derecho a disputar algún juego más, fuera de los 113 de temporada regular. Estos tres últimos años representan la racha más larga sin playoffs para Rieleros desde el lapso entre 1997 y 1999 que culminó con la partida del equipo rumbo a Puebla, primera ocasión en que la Liga Mexicana de Béisbol abandonaba Aguascalientes en la historia. De perder la postemporada en éste 2016, sería la sequía más larga de postemporada desde inicios de los 90’s y de quedar nuevamente por debajo de .500 igualaría la peor racha de temporadas perdedoras de la franquicia (4 temporadas consecutivas por debajo de .500 en dos ocasiones: 1997-1999;2004 y 1988-1991).

El reto es complejo para éste 2016 y pese a que no ha sido un equipo del sótano como el de los 90’s o en la era Mansur, de momento ha sido muy complicado el dejar de ser un equipo de mitad de Standing si a eso le sumamos el ambiente que habrá ésta temporada con un Sultanes que viene de quedar fuera de la postemporada (algo que es tan común como el ver al Cometa Halley pasar por la tierra) así como de tener su peor récord desde 1990, un Diablos con una base mexicana joven y muy talentosa, un Tijuana que se ha cansado de invertir gracias a su poder económico, un Acereros reinante en la Zona Norte, un Saltillo que continúa como contendiente y un Vaqueros que estrena dueños ya con experiencia dentro de la liga. Rieleros tendrá que tener talento, ser inteligente en todos los aspectos del juego y desde luego sacar la casta para poder dar ese paso que ha faltado en los últimos 3 años.

Danny@beisbolags.com

Twitter: @Organista24

Previo Rieleros 2016; Parte I: El objetivo pendiente por cumplir
Tagged on: